El Cerebro del Mundo – De la globalización al Gobierno Mundial

Libros >>
12 marzo 2013

Adrián Salbuchi describe los mecanismos a través de los cuales los poderes transnacionales promueven un amplio proceso de reingeniería sobre el mundo entero, al que suelen denominar <<Nuevo Orden Mundial>>. Un rol central en este proceso lo desempeña una red de organizaciones privadas de bajo perfil, entre las cuales tiene partículas relevancia el Council on Foreign Relations (CFR), la Trilateral Commission (TC), la Bilderberg Conference y la Americas Society / Council of The Americas, y cuya misión es la de plasmar las políticas y los planes de acción que permitan promover determinados objetivos e intereses, para que luego sean ejecutados a nivel planetario desde poderosas estructuras públicas y privadas alineadas y subordinadas a este proceso: gobiernos, empresas, instituciones financieras, casas de altos estudios, multimedios de difusión… Esta nueva edición mantiene sin modificar los ejes fundamentales de la obra publicada a fines de los años 90, ya que la contundente realidad política y social que hoy vive el mundo conforma una <<prueba ácida>> de sus aciertos; pero su actualización cobra hoy especial importancia, ya que al iniciarse la segunda década del tercer milenio, las poderosas élites mundiales parecen encaminarse hacia la conclusión y cierre de la etapa denominada <<Globalización>> para dar paso a una nueva y mucho más ambiciosa, dramática, violenta y compleja etapa que pretenden imponer sobre toda la humanidad: la instauración de un Gobierno Mundial. Gobierno mundial, fin de las soberanías nacionales, administración planetaria de todos los recursos, reasignaciones territoriales, moneda mundial, deuda pública, colapsos financieros, crisis económicas, incursiones militares, ¿religión universal?... Los desafíos son muchos, al tiempo que la conciencia y comprensión de toda esta problemática pareciera escapar al grueso de nuestra dirigencia política, intelectual y mediática; o bien, ella forma parte del proceso… Le queda al lector dilucidarlo.

Adrián Salbuchi
En éste artículo: Gobernar con Deuda