Tercer Pilar

Rechazar el Sistema de Deuda

Desde hace tres décadas, la Deuda Pública Externa e Interna impuesta a nuestra Nación conforma el principal instrumento de dominio sobre la Argentina.

Se ha transformado en la principal hipótesis de conflicto de la Nación.

De ahí se entienden las razones por las cuales los Dueños del Poder Mundial exigen a la dirigencia política que pretenda ocupar puestos relevantes en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial que debe previamente aceptar como conditio sine qua non el jamás promover una investigación profunda e integral de dicha deuda.

Lo que nos exigen los Dueños del Poder es que Argentina siempre se mantenga dentro del Sistema de Endeudamiento Público Perpetuo, según el cuál Argentina podrá refinanciar una y otra vez su deuda (canjes, megacanjes, roll-overs, préstamos puente, y una multitud de artilugios semejantes) para que siga pagando década tras década como lo viene haciendo hasta ahora.  Es el concepto que hizo que la Deuda Externa se transformara en Deuda Eterna.

El Poder Mundial no tolera que Argentina investigue los reiterados fraudes cometidos por gobernantes del pasado y del presente en connivencia con los megabancos privados globales, los entes multilaterales como el FMI y el Banco Mundial, y las calificadoras de riesgo.

El Gobierno Kirchner fue funcional a este sistema de Deuda Perpetua (o endeudamiento perpetuo) y fue esta aceptación la que le permitió tener "luz verde" para mantenerse en el Poder durante 12 años.

  • El Mega-Canje de Bonos Kirchner-Lavagna de la Deuda  realizado en Junio 2005 es ejemplo de ello.  Como todas las anteriores refinanciaciones de deuda pública, el Mega-canje realizado por el presidente Néstor Kirchner y su ministro de economía Roberto Lavagna no era sustentable, lo que se comprueba hoy con la creciente crisis económico-financiera que trae aparejado.  Ese Mega-Canje legitimó una vez más los fraudes financieros cometidos desde las gestiones de José Martínez de Hoz (con el aval de régimen cívico-militar que desplazó ilegalmente el gobierno de María Martínez de Perón) hasta el Megacanje Cavallo-De la Rúa de junio 2001 que arrastró al país a su peor colapso económico, financiero y social.
  • Solución definitiva para la Deuda Pública Externa e Interna – El Proyecto Segunda República ha elaborado una Propuesta realizable, coherente y consistente tendiente a investigar y renegociar en forma integral la Deuda Externa de la Argentina.  Ello se describe en el trabajo “Propuesta para una solución equilibrada y a largo plazo del problema de la Deuda Externa Argentina” (ver abajo en “Más Lectura”).  Se basa sobre legislación y mecanismos financieros internacionales-  Es realizable y obligaría a todas las partes co-responsables a colaborar en la resolución de este complejo problema: Estado Argentino, bancos prestamistas, entes multilaterales (notablemente, el FMI/Fondo Monetario Internacional), funcionarios de gobierno legalmente responsables de la actual y anteriores gestiones, sociedades calificadoras de riesgo e incluso los medios de prensa especializados.
  • Desde luego que la iniciativa de una investigación y renegociación semejante la debe dar el Estado Nacional a través del poder ejecutivo y el poder legislativo (según sus atribuciones del Art. 75 de la constitución Nacional).   Ello requiere recuperar el Estado Soberano, pues sólo un Gobierno decidido a impulsar y ejecutar tal investigación y renegociación con idoneidad y firmeza podrá promoverlo, mas hoy solo disponemos del Estado Administrador Colonial que sufrimos.   El gobierno Kirchner pudo acceder al poder en 2003, luego que Néstor Kirchner indicara claramente que no investigaría la Deuda Externa (así lo aseveró explícitamente en el capítulo 10 de su libro publicado en abril de 2003 – “Después del derrumbe: conversaciones con Torcuato Di Tella”; no sorprende que hoy ese libro sea inhallable en nuestras librerías).

MÁS DETALLES Y EXPLICACIONES: